Los primeros
pobladores de
El Triunfo

Después de la firma de los tratados de límites entre México y Guatemala, se establecieron las condiciones favorables para la inversión de capitales, el Gobierno puso en ese entonces en manos de los capitalistas las mejores tierras de esta región, deslindando aproximadamente 287,950-00-00 has a favor de la “Compañía Inglesa de Terrenos y Colonización” en el Soconusco, de las cuales al final se quedó con el 30 % del total. Con su parte, la compañía hizo lotes y los puso a la venta, mientras que el 70 % que se quedó con el gobierno, fueron destinados a finqueros, promoviendo proyectos de colonización fundando colonias agrícolas y ejidos para asentar permanentemente a una población campesina, cuya fuerza de trabajo contribuyen a satisfacer las necesidades de los finqueros, cuya actividad principal es el cultivo de café.

En 1910, Guillermo Kahle fundo la Finca “La Prusia”, con 970 has, en el valle alto de un río de Montaña que desemboca en el Río Jaltenango. En 1912, se fundó la finca Liquidámbar a unos 5 kilómetros de la finca Prusia, con 634 has. Para 1958 estas dos fincas ya habían transformado cerca del 50 % del bosque original.

A estas Fincas siguieron otras, en 1918 se fundó la finca Custepec, en 1934 La Catarina y siguieron otras más. La llegada de estos finqueros a la región, motivó a que los propietarios mestizos y criollos, anteriormente dedicados a la ganadería extensiva, invirtieran en plantar cafetos, surgiendo así las fincas La Suiza, El Olvido, La Candelaria, entre otras. Las tierras que fueron dejadas por la “Compañía Inglesa de Terrenos y Colonización” en manos del Gobierno (70 %), fueron utilizadas para dotárselas a campesinos mediante el programa “Reforma Agraria”, que atraídos por la apertura de nuevas empresas cafetaleras tales como Custepeques y Liquidámbar se constituyeron en núcleos de solicitantes agrarios. Fue así como se crearon los primeros ejidos hasta la década de los sesenta, a partir del cual el reparto agrario se detuvo. Se repartieron un total de 179,885.97 ha, de las cuales el 60.3 % ubicadas en las zonas de cumbre con un total de 35 ejidos, el restante en la vertiente del Atlántico con un total de 34.

En la vertiente del Pacifico los límites de los terrenos que fraccionó la Compañía Inglesa, llegaba hasta el río “Vado Ancho”, y fueron ocupados primeramente por los finqueros. Se repartieron aquí un total de 46,908 has de las cuales el 29.4 % se encuentra en la vertiente del Pacifico, 63.5 % en la vertiente del Atlántico y tan sólo el 5.9 % en la zona de cumbres, así surgieron ejidos como San Antonio Miramar (octubre de 1939), Altamira (enero de 1943), Laguna del Cofre (agosto de 1954), Toluca (octubre de 1954), Las Golondrinas (octubre de 1954), Capitán Luis A. Vidal (noviembre de 1954) y La Laguna (diciembre de 1959), entre los más antiguos. Pantaleón Domínguez y Guadalupe Victoria, ubicados al inicio de las llanuras costeras, Loma Bonita, Las Palmas y Tres de Mayo en la parte media de las cumbres.

Slides

Agua y Vida

Reserva de la Biósfera

Servicios Ambientales

Flora y Fauna